El Cafelito, lunes 16 de mayo de 2022

Nuestro Cafelito de este lunes ha estado marcado por la noticia de la infección, a través del software ‘Pegasus’ de los teléfonos de Pedro Sánchez, Margarita Robles y Grande-Marlaska entre otros políticos del país, que fueron espiados en una acción reconocida por el Gobierno. Precisamente ese reconocimiento es una de las cuestiones que ha destacado Javier Cabezas como una de las que más le ha llamado la atención. “Lo más grave es que han espiado al presidente”, ha señalado nuestro colaborador, quien presupone que, ideológicamente parece impresentable que se espíe a la gente pero que “aterrizando en la realidad, hay que tener en cuenta que todos los países somos rivales entre nosotros y tenemos que hacer lo mismo que hacen todos”. Para Javier Cabezas es reseñable la naturalidad con la que se ha aceptado algo que es tan poco normal, porque quienes lo hacen son servicios secretos, que solo trasladan esa información al titular del Ministerio de Defensa así como a Presidencia. Ni siquiera este último está legitimado para hablar de ello, sólo para utilizar esta información para proceder.

Por su parte, Jorge Chacón ha reconocido que el Gobierno pueda cometer errores porque es parte de quien toma decisiones. Sin embargo, ha lamentado que haya “algunos partidos de la oposición que aprovechan cualquier tema para montar una parafernalia y agitar al Gobierno. Hemos entrado en una dinámica en la que da pena escuchar a muchos portavoces de la oposición”. Algo que ha quedado patente ya que “nadie se ha preocupado de quién y qué se está espiando”. Si cuestiona que “si es tan fácil acceder a los teléfonos, ¿por qué llevan los primeros ministros del mundo material sensible en sus terminales?”. En lo que sí han coincidido ambos es a la hora de esperar que todo venga bajo el amparo de un juez.

Nuestros contertulios también se han pronunciado de asuntos como la ley del aborto, la cual ha sido calificada por Javier Cabezas como una “cortina de humo” ya que estaba aprobada, en vigencia y sobre la que no había ninguna demanda al respecto. Para el andalucista, la ministra aprovecha para legislar sobre una cuestión que no venía a cuento, en relación a las bajas menstruales, y propone que si el objetivo es que se visibilice este asunto, se podría hacer mandando circulares para que le den cierta sensibilidad, realizando cursos de formación, etc.

Por su parte, Jorge Chacón ha señalado que no quería frivolizar sobre un tema en el que hay conceptos que no entiende porque no sufre. El socialista ha asegurado que la ley “tiene una demanda social histórica y está en continua evolución” y cree fundamental “escuchar a los colectivos que luchan por ello”. Es por eso por lo que quiere “dar por buena la iniciativa y el intento de tocar estos temas”.

El Cafelito del lunes, 16 de mayo, con Jorge Chacón y Javier Cabezas.