El Cafelito, lunes 21 de noviembre de 2022

La celebración del Mundial de fútbol en un país como Catar, donde se vulneran los derechos humanos y la ley del ‘solo sí es sí’ han ocupado nuestro tiempo de debate. En cuanto al primer asunto, nuestros colaboradores han resaltado que nos preocupa ahora porque se da la circunstancia del evento futbolístico, pero olvidamos -tal y como recordaba Javier Cabezas- que hasta los años 50 se realizaban prácticas laborales similares en Inglaterra. A este respecto refrendaba que la autonomía de cada uno es la de cada uno. En cambio, Isabel Carrasco se mostraba en desacuerdo con que se le den estas oportunidades al país catarí si bien defendía que aprovecháramos como sociedad para visibilizar la situación que viven allí muchas personas y las condiciones intolerables que se dan a estas alturas. Por su parte, Jorge Chacón recordaba que el mundo del deporte y el espíritu olímpico viene alzando la bandera de los valores y trabajando en muchos aspectos, sirviéndonos en ocasiones para romper muchas barreras. Sin embargo, en esta ocasión considera que el deporte se ha vendido al dinero cuando antes se servía de estos valores para aglutinar a muchos países que también aportan en lo económico dentro de sus posibilidades. Además, destacaba que ninguna federación se haya opuesto ya que son las beneficiadas a la hora de recibir este dinero y callen acatando las normas y aceptando que se dispute allí. Han sido -concluía- algunos jugadores a nivel individual los únicos que han alzado la voz.

En relación a la ley del ‘sólo sí es sí’, Isabel Carrasco reconocía que era un tema muy complejo en el que ve que existe un error a la hora de redactar la ley por lo que considera oportuno que se revise, se detecte el error y se corrija. En este sentido, añadía que no le parece bien la forma con la que lo está llevando la ministra de Igualdad, culpando de lo que ocurre a los jueces y echando balones fuera. A su parecer, debería hacer autocrítica y que se reconozca que se ha hecho mal una ley pensada para proteger a las mujeres pero que produce consecuencias contrarias.

Javier Cabezas señalaba que la ley cumple con lo que legalmente se planteaba y, al tiempo que criticaba la tendencia de legislar “según sople el viento”, quería dejar claro lo que para él es una aberración y es el pensar que la justicia, para que sea justa, tiene que tener unas penas muy grandes. Por ello subrayaba que tenemos que aspirar a que la ley se cumpla y que los jueces dicten sentencias acordes a lo que digan las leyes. Similar era el discurso de Jorge Chacón, quien recordaba que todas las leyes comienzan con una ponencia técnica realizada por expertos a la que se asocian opinones y consejos. Pedía paciencia en una sociedad en la que “lo mezclamos todo” avisaba que “no todos los condenados por este asunto van a salir a la calle” tras esta nueva ley.

El Cafelito del lunes 21 de noviembre con Isabel Carrasco, Jorge Chacón y Javier Cabezas.